01 mar 2019
Sesión inaugural
La gobernadora María Eugenia Vidal inauguró este viernes el 147 período de sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense.
En su discurso la Gobernadora destacó los logros de sus tres años de gestión, marcó el “cambio” en la manera de gestionar con respecto a sus antecesores y adelantó los objetivos planteados para 2019.
La Asamblea Legislativa fue abierta por el vicegobernador y presidente de la Cámara de Senadores, Daniel Salvador, quien junto al presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, recibieron a la Gobernadora en el Palacio Legislativo.
Durante el primer tramo de su disertación, Vidal realizó un recorrido sobre su gestión que giró en torno a los logros alcanzados en materia de Salud, Educación, Obras Públicas, lucha contra la inseguridad, el narcotráfico y las mafias de barras bravas vinculadas al fútbol.
Comenzó con su alocución minutos después de las 15, horario previsto para el comienzo de la Asamblea, recordando su primer discurso y la promesa de un cambio en la manera de gobernar la provincia de Buenos Aires.
“Hace tres años en este mismo lugar les dije que la Provincia dolía y les prometí un cambio profundo. Tres años más tarde podemos preguntarnos: “¿qué cambió?”. Más allá de los logros y de lo pendiente, la respuesta más importante es una sola: cambiaron los bonaerenses. Fueron ellos los que en 2015 cambiaron el gobierno y en 2017 volvieron a apoyar ese cambio.  Esa valentía y esa fuerza nos empujó a todos a cambiar”, destacó la mandataria.
Y agregó en ese sentido: “Por eso cambiaron los valores. Por eso cambió una forma de gobernar que duró décadas.  Cambió un sistema plagado de privilegios para los tres poderes de gobierno, donde siempre ganaba la política y nunca los ciudadanos”.
La Gobernadora ponderó además el cambio en la relación entre la administración nacional y la provincial y el compromiso del presidente Mauricio Macri con los bonaerenses.
“La relación con el Gobierno nacional es otro ejemplo de lo que cambió. En 2016 les dije que iba a valer la pena que seamos parte del mismo equipo. Ya nadie se pregunta si el presidente y el gobernador hablan por teléfono y no es noticia si se miran en un acto. Eso es lo normal, es lo que se espera”, indicó la titular del Ejecutivo.
“El compromiso del Presidente con la Provincia no fue por cadena nacional. Las cosas que lo reflejan son concretas, quedan para siempre y son para los vecinos. Estuvo con nosotros dando las peleas y las discusiones difíciles que había que dar. Discusiones como la del Fondo del Conurbano. En más de una década ningún presidente ni ningún gobernador se animaron a darla porque significaba cortar con las aspiraciones políticas y enfrentarse al resto de los gobernadores”, completó Vidal.
En esa línea, y en el marco de un año político marcado por las elecciones generales, Vidal aclaró que su compromiso  es con los vecinos bonaerenses  y la defensa genuina de sus intereses. “No estoy acá para usar a la Provincia como un trampolín. La Provincia necesitaba que la quieran, que la cuiden y que la protejan. Eso es lo que estamos haciendo”, afirmó.
Y agregó: “Pasamos de una Provincia que no podía pagar los sueldos y aguinaldos a una que el año pasado, a pesar de las dificultades, adelantó el aguinaldo en julio y en diciembre a más de 600 mil familias. Pasamos de una Provincia que en 2015 tenía 109 municipios con déficit a tener 90 municipios con superávit. De una que otorgaba recursos a dedo, según el color político del intendente, a una que trabaja en equipo con todos y en la que los 135 recibieron fondos para obras. Se terminó la discrecionalidad”.
De la asamblea participaron el presidente de la Corte de Justicia Provincial, Eduardo Julio Pettigiani; el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó; el vicepresidente primero del Senado, Horacio López;  ministros del Gabinete provincial, intendentes, ministros de la Corte Suprema provincial y autoridades religiosas.
 
Legislatura

En su intervención, Vidal dedicó un párrafo especial al trabajo de ambas Cámaras donde también enfatizó el cambio realizado en los últimos tres años tanto con leyes como con el propio manejo de su presupuesto.
“Esta Legislatura cambió. Empezaron a reducir gastos innecesarios y eliminaron las jubilaciones de privilegio para ustedes, el Gobernador y el Vicegobernador. Empezaron a presentar públicamente las Declaraciones Juradas para que todos los vecinos sepan cómo viven sus representantes”, indicó la mandataria.
“Sancionaron muchas leyes –continúo-  que eran impensadas hace solo tres años, como la Ley de Paridad de Género y la que pone fin a las reelecciones indefinidas. Ustedes decidieron que nunca más va a haber varones con B larga ni en el Conurbano ni en ningún otro lugar de la Provincia”.
“Sé también que estuvieron debatiendo dos leyes que cuentan con un gran consenso legislativo: la Ley de Extinción de Dominio y la ley de Alquileres. Las dos son muy importantes para los bonaerenses, muestran que en esta Legislatura hay diálogo y espero que sigan avanzando”, resaltó.
 
Estado provincial

A la hora del balance sobre los cambios en materia de la administración bonaerense, Vidal subrayó el cambio en la relación con los municipios, el fin de la discrecionalidad como manera de gobernar y la eficiencia en el manejo de los fondos públicos para reducir el déficit fiscal.
“Pasamos de una Provincia que en 2015 tenía 109 municipios con déficit a tener 90 municipios con superávit.  De una que otorgaba recursos a dedo, según el color político del intendente, a una que trabaja en equipo con todos y en la que los 135 recibieron fondos para obras. Se terminó la discrecionalidad”, apuntó al promediar su alocución.
Al tiempo que precisó: “Pasamos de una Provincia que invertía muy poco en infraestructura a una que invierte más del doble. Sumando el presupuesto 2019 van a ser $246 mil millones destinados a obras. Son respuestas concretas que llegan para quedarse y que a los bonaerenses no nos saca nadie. Pasamos de un Gobierno que le pedía plata al Banco Provincia impidiendo que los vecinos accedan a créditos, a uno que además de no pedirle un peso al banco, canceló la deuda que existía desde 2012. Pasamos de una Provincia que tenía un gran nivel de déficit en el presupuesto a una que puede afrontar sus obligaciones y solo se endeuda para invertir en obras”.
“Cuando llegamos se gastaban $550 millones de más en autos, en computadoras y artículos de oficina que no se podían justificar, con ese dinero compramos más de mil patrulleros. Se usaban $900 millones en gastos de funcionarios políticos. Con parte de esa plata sumamos 300 ambulancias más a nuestro sistema de salud. La oscuridad y la falta de transparencia facilitaban que hubiera negocios”, finalizó.
 
Educación

A días del comienzo de un nuevo ciclo lectivo en la provincia, Vidal recalcó los cambios en materia de educación y redobló su compromiso con la escuela pública.
“Más que nunca en estos días, queremos que quede claro qué es para nosotros defender la educación pública. Durante años no se priorizó la inversión, ni se impulsaron políticas públicas consolidadas en el tiempo. Los 12 mil edificios escolares, salvo contadas excepciones, tenían problemas de infraestructura, la mayoría graves en 2015”, explicó.
La Gobernadora recordó además que al comienzo de su gestión se encontró con  “edificios abandonados, computadoras entregadas a escuelas sin conexión a internet y que nunca habían sido mantenidas, el incumplimiento del calendario escolar durante años, que generaron una pérdida de confianza en la escuela pública que hizo que cada vez más familias eligieran la educación privada”.
“Hoy hay una gran diferencia. No solo nos estamos ocupando de cambiar lo que estaba mal sino que empezamos a poner las bases para tener una educación pública de calidad. Por eso cada vez que nos sentamos a hablar sobre la educación pido que lo hagamos con la verdad sobre la mesa. Los verdaderos protagonistas son los chicos, sus familias y los docentes. Lo más importante tiene que ver con ellos”, puntualizó.
 
Obras Públicas

“Las grandes transformaciones no son posibles si no se hacen en equipo. Ese es el compromiso que asumimos y por el que vamos a seguir trabajando”, aseveró la mandataria al referirse al plan de Infraestructura puesto en marcha en 2015 y que seguirá en marcha durante su último tramo de gobierno.
En este sentido, indicó que “hoy nos estamos ocupando de hacer lo importante. La diferencia más importante con el pasado es que la Provincia nos importa de verdad. La queremos de verdad. Nos interpela de verdad.  Y cuando algo que querés te interpela no te da igual empezar una obra que no empezarla”.
“No te da igual paralizar la inversión –añadió Vidal-  en una ruta que seguir avanzando en mejorarla. Porque cada obra es mucho más que cemento. Más que ladrillo, más que materiales, más que la plata que cuestan, las obras dan certeza. Certeza de que hay un Gobierno que trabaja. Certeza de que tus impuestos van a donde tienen que ir. Certeza de que no estamos condenados a sufrir siempre los mismos problemas”.
“Los bonaerenses saben que estuvieron años sin respuestas. 5 años esperaron que se terminen las obras hidráulicas en la Plata, Berisso y Ensenada. Apenas llegamos las pusimos en marcha y las terminamos este año. Casi 10 años esperaron la obra hidráulica en Arrecifes. La terminamos en 18 meses. 15 años esperaron los vecinos de Luján. Sufrieron más de 30 inundaciones, 7 solo en 2014. Hoy ya está la primera parte empezada en el canal Santa María”, reseñó Vidal.
Y completó: “Esta es la diferencia más grande. Esto marca que la espera terminó. Terminamos 1.800 obras y para el fin del mandato van a ser 1.100 más. Son 215 km de ruta pavimentada, más de 1.300 km repavimentados, 300 obras hidráulicas terminadas y 300 km de cañerías renovadas. ¿Falta? Por supuesto. Pero cada obra terminada trae una solución concreta y una Provincia mejor. Marca un antes y un después. ¿Pero para qué sirven las obras si los bonaerenses siguiéramos condenados a vivir con miedo? ¿De qué sirven las calles asfaltadas si te da miedo caminarlas?”.
 
Inseguridad

Al referirse a la lucha contra el flagelo de la falta de seguridad, la jefa del gobierno provincial ratificó su compromiso con políticas que vayan en ese sentido.
“Sé que la inseguridad es un problema y que veníamos de años de inacción en este tema. Además de escucharlo en cada una de las casas que visité, lo vi en las rejas de las viviendas, en las familias que se preocupan cada vez que sus hijos salen a la calle, en las mujeres valientes: madres, hermanas, tías, abuelas, que recorren solas los pasillos de las villas para rescatar a sus chicos del consumo”.
Al tiempo que explicó que “desde el 10 de diciembre de 2015 la seguridad es una prioridad. No importa cuántas peleas haya que dar. No importa cuántas mafias haya que enfrentar. No importa si esto era como decían muchos “el sistema” que funcionaba en la Provincia.  Por eso una de las primeras medidas que tomamos fue iniciar la Reforma en la Policía de la Provincia”.
“En nuestra Policía trabajan más de 92 mil personas, la mayoría de ellas eligieron esa carrera por vocación de servicio. Estoy hablando de bonaerenses valientes que todos los días se ponen el uniforme y arriesgan su vida cada vez que salen a la calle. Cuando llegamos no solo no tenían los recursos básicos para hacer su trabajo, tampoco contaban con un Gobierno que los apoyara en la lucha contra el delito”, reveló Vidal.
Protegemos a los buenos policías y separamos a los malos. 800 de ellos están presos e hicimos público el Registro de Policías Exonerados. Pusimos en primer lugar la transparencia y la formación. Desde el rango de Oficial Inspector todos tienen que presentar su Declaración Jurada y ya tenemos 34 mil presentadas. Duplicamos el período de capacitación, incorporamos nuevos contenidos y pusimos un sistema de reentrenamiento permanente”, expuso.
“Todavía falta pero de esta manera –completó- logramos resultados. La tasa de homicidios bajó. La tasa de robo de autos bajó y la de secuestro también bajó. Más seguridad no es solo más policías, es mejor policía, es más transparencia y también es ocuparnos de lo que pasa en las cárceles. Por eso hicimos la primera Reforma Integral del Servicio Penitenciario en democracia. Removimos a la Cúpula y reemplazamos al Jefe del Servicio Penitenciario”.