18 jun 2020
Verónica Magario: “Debemos frenar la circulación de personas en el AMBA para evitar contagios”
La Vicegobernadora bonaerense se apoyó en los datos de los últimos 30 días para afirmar su concepto. “Hace un mes, en toda la Argentina había 8.300 casos de Covid-19 y hoy son más de 35.500”, dijo. “Toda apertura que se produce en algún lugar del área metropolitana produce circulación viral que llega a todo el conglomerado”, sostuvo.
La Vicegobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Verónica Magario, manifestó que el enorme aumento en la circulación de personas que se produjo durante el último mes por las aperturas en la cuarentena causó un incremento de casi cuatro veces y media en la cantidad de contagios.

“El virus circula y nos lo contagiamos mientras circulamos”, dijo.

Magario ejemplificó con datos: “Para saber que está pasando tenemos que irnos a ver qué pasaba el 18 de mayo. En la Nación teníamos 8.300 casos, hoy tenemos 35.500 casos. En la Provincia teníamos 2.700 casos, hoy tenemos más de 15.000. En la Ciudad de Buenos Aires teníamos 3.300 casos y hoy tenemos más de 15.000”, detalló.
Y agregó: “Esto sucedió sólo en un mes, de modo que es obvio que la curva está creciendo terriblemente producto de la gran circulación y de las grandes aperturas que se hicieron”.

Respecto de la decisión anunciada anoche por el presidente Alberto Fernández en relación con las restricciones en el transporte público, la vicegobernadora bonaerense consideró que “claramente, como dijo Alberto, es fundamental que lo utilicen los esenciales; el resto de las personas no debería circular, no debería poder utilizarlos”.

Magario fue más allá y consideró que “no podemos disociar el AMBA entre Conurbano y Ciudad de Buenos Aires: toda apertura que se realiza en un lugar o en el otro produce la circulación viral, ya que mucha gente se traslada desde el Conurbano a trabajar a la Ciudad de Buenos Aires y después regresa lógicamente a sus domicilios”.

Y nuevamente la vicegobernadora apeló a datos de la realidad para apoyar sus consideraciones: “Es claro que la circulación aumento muchísimo y lo advertimos con este dato: 29 millones de viajes se realizan en épocas normales, digamos, pero en plena cuarentena aún había 9 millones de esos viajes, por lo cual se restringieron los permisos y se redujeron a 7 millones. Pero la semana pasada volvió a haber 9 millones de viajes”.
“Esto quiere decir -continuó Magario- que la circulación hay que controlarla y que sin dudas las aperturas generan contagios”.

La Vicegobernadora insistió en un concepto que destacó como “clave” al sostener que “nosotros nos tenemos que ver como un todo, tanto CABA como el Conurbano; si se toman medidas en la Ciudad distintas a las medidas que se toman en el Conurbano, la gente se confunde y no sabe si puede salir los domingos a pasear o todas las noches a correr.
Hay una obvia gran cercanía y convivencia entre los distritos y a veces la información no circula lo suficiente. Poder marcar que de un lado de la General Paz se puede hacer una cosa y del otro lado no se puede, complica mucho a todos”.

Magario se refirió también al trabajo que se realiza en la provincia en la lucha contra la pandemia: “Nosotros estamos trabajando muchísimo en el programa DetectAR. Hemos llegado a casi 200 mil personas en los barrios
del conurbano. De ellos, surgieron casi 3000 casos sospechosos y finalmente cerca de 900 casos positivos”.

Del mismo modo, destacó un dato que es central en la acción del gobierno provincial: “No ha ingresado el virus en el corazón de los barrios, porque la circulación en los barrios existe, pero está limitada a cada barrio.”

En su opinión, “este es un virus que ataca duramente a quienes inmunológicamente están más débiles, más desnutridos, existe una gran cantidad de personas en la línea de la pobreza sobre todo concentrada en chicos y adolescentes.
Debemos proteger a todos los sectores, por supuesto que a la clase alta y a la clase media, pero fundamentalmente debemos proteger a estos sectores más débiles”.

Con una mirada por encima de las diferencias políticas, Magario afirmó que “no juzgo como no solidarias las medidas tomadas en la Ciudad, bajo ningún punto de vista.
Venimos trabajando y tomando decisiones con el Presidente, con el Gobernador y por supuesto con Rodríguez Larreta. Hemos trabajado en conjunto con la Ciudad siempre; algunas cosas se iban probando y siempre se dijo que si afectaban a unos o a otros teníamos que reducirlas, volver atrás”.

“De todas maneras -prosiguió la vicegobernadora- cuando se hace una apertura es muy difícil luego volver atrás, esto es real. Por eso hoy debemos ser solidarios entre todos, no importa si nos explota un poco más acá o un poco más allá, esto no es una competencia”, graficó

Y también consideró que hoy se está pasando por el momento más crítico y que si la curva de contagios sigue creciendo se corre el riesgo de que falten camas.
“Hoy -dijo- las camas de la Provincia, que son casi 28.000, están un 50% ocupadas, pero en el Conurbano esa ocupación sube a más del 60% y en algunos hospitales públicos ya no tenemos disponibilidad. Y no hablo de las de terapia, sino de todas las camas en general”.

Respecto de la línea de acción de aquí en adelante, Magario sostuvo que “hoy es fundamental que todos entendamos que estamos pasando un momento crítico, que no era eso lo que preveíamos, que no era eso lo que queríamos y que en algunas cuestiones tenemos que retroceder”.

“Y volver a que el comercio -agregó- debe darse en el barrio, barrio adentro, no en los centros comerciales. Hay que retroceder en la circulación y también en algunas aperturas que han intentado hacer en esos centros comerciales, muchos de los cuales funcionan en CABA y tienen sus trabajadores viviendo en el Conurbano”.

Respecto de su tarea cotidiana, la Vicegobernadora contó que está “trabajando al lado de los intendentes y quiero agradecerles enormemente. Están todo el día en la calle atentos a las necesidades de alimentos, a los centros de aislamiento, con el DetectAR puerta a puerta”.

“Pero la realidad es la que es”, agregó Magario: “Nosotros teníamos 24 distritos del conurbano afectados en rojo, que eran los más peligrosos, y hoy tenemos 37 o 38 distritos, porque la onda expansiva llega hasta Zárate, por decirlo de alguna manera, y del otro lado hasta acá en La Plata”.

Para finalizar, la Vicegobernadora afirmó: “Junio y julio van a ser los peores momentos. Eso es lo que tenemos que transmitir con responsabilidad a toda la sociedad”.