05 oct 2017
En Laprida
El Vicegobernador bonaerense concretó una visita a establecimientos industriales del pujante distrito.
Cuando la mañana promediaba y los rayos solares se vertían sobre esta ciudad del sudeste provincial, arribó Daniel Salvador a las instalaciones de la metalúrgica “El Volcán”, propiedad de Jorge Faure, quién juntamente con sus hijos lleva adelante el emprendimiento.
La producción se desglosa en silos comederos, tinglados, galpones y otros elementos que atañen a la construcción, también fabrican placas de hormigón armado conjuntamente con carteles para estancias.
El titular del Senado fue interiorizado por el empresario de su crecimiento en el último año, donde a partir de la reactivación económica, ha logrado expandir sus productos hacia otras provincias como Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero, San Luis, Entre Ríos y Misiones.
Salvador fue recorriendo las distintas dependencias de la fábrica, tomó contacto con los operarios, les hizo consultas sobre su labor puntual en el establecimiento para posteriormente dirigirse hacia los silos comederos para ponerse al tanto del proceso de construcción, despertando su sorpresa cuando le expresaron que los mismos se arman en 20 horas.
También observó los tamaños de las placas de chapas que sirven como insumos para la posterior elaboración de los productos.
Luego de la recorrida, Faure invitó a la comitiva del Vicegobernador con mate y facturas de grasas, momento en que un Salvador desacartonado se zambulló en una amena charla con los propietarios y operarios dando rienda suelta a bromas y anécdotas.
Por último, le fueron  entregados en carácter de obsequio diversos chacinados caseros locales.
Unos minutos más tarde, el automóvil del Vicegobernador atravesó el ingreso al Sector Industrial Planificado para visitar en esta ocasión el Molino Harina Laprida, lugar donde  intercambio impresiones con los propietarios,  los hermanos Moscariello, que plantearon la intención de profundizar las inversiones en el predio, a fin de introducir tecnología de punta a la fábrica en búsqueda de mayor valor agrado en la producción.
Por espacio de 15 minutos, Salvador realizó un periplo por las instalaciones, apreciando el momento de la molienda, filtro y  zarandeo de la espiga de trigo que posteriormente deviene en harina.
La empresa produce cuatro tipos de harina: la clásica tres ceros, la cuatro ceros, la repostera y finalmente la cuatro ceros húmeda para tapas de empanadas, y elabora 300 toneladas mensuales para la venta.
Al término del periplo, el Vicegobernador instó a los empresarios harineros a continuar trabajando con el “mismo ahínco que han conservado hasta el momento”, y les aseguró que desde el gobierno provincial “atenderán constantemente las inquietudes de quienes generan  trabajo bonaerense”.